Alemania – Portugal: Cristiano Insatisfaction

Conjurados por la baja de Reus, Alemania tiene a Khedira, Lahm y Schweinsteiger para sostener al equipo y a Özil, Muller, Kroos y Götze para flotar alrededor del área y abastecer a Klose. Cuenta el diario Lance que un día Neuer y Schweinsteiger se encontraron con la torcida del Bahía; el portero llevaba su camiseta y Schweini quiso una: se acercó a uno de los hinchas brasileños y se la cambió por la suya de Alemania. Panamá. La otra selección a la que New Balance viste en Rusia es también de la CONCACAF. Me quedo con las de Panamá. Combo de camisetas de Panamá (NB). Camisetas de Japón para Rusia (ADIDAS). La segunda equipación es bastante más floja y me dice bastante poco, pese al guiño de aquellos diseños de la línea ‘Equipment’ de Adidas a principios y mediados de los 90. Insisto, la camiseta sola de la primera equipación tendría un 9,5 de nota, pero tengo que evaluar todo. Adidas creó en 1984 un uniforme soberbio para los ‘diablos rojos’ y este año no tenían más que fijarse en él.

woman inside el badii palace El problema es que la selección nipona llega a Rusia con uniformes monocromos. En cambio, el punto en contra es que ambos uniformes son monocromos. Pero el sábado por la noche, con más de cien personas esperando a la seleçao con carteles que emocionarían a cualquiera («Força Portugal! Eu amo a minha familia!»), la plantilla entró con el autobús directamente al garaje del hotel. Amrabat y varios jugadores marroquíes habían denunciado este hecho después del Marruecos-Portugal. Senegal. Con casos como el de Senegal o el ya referido del de Suiza, se entiende menos lo que ha hecho (o no) Puma con Serbia. En la segunda equipación se lo han currado un poco más e incluyen unas líneas que esbozan el um yang o círculo rojo y azul del centro de la bandera de Corea del Sur. Portugal perdió contra Alemania en las tres últimas grandes citas en las que coincidieron: 2006, 2008 y 2012. La historia va con la Mannschaft, tres veces campeona del mundo por ninguna de Portugal, pendiente de reválida.

Regresa al concepto tricolor y sigue la misma línea que Argentina y México. Japón. Si fuera por camisetas solo (sin contar el resto del uniforme), la local de Japón igualaría a la visitante de México como la mejor de la cita. Le faltó decir que los indios Pataxos fueron actores contratados por una agencia local y que la idílica convivencia era en realidad el campamento Krusty. Ronaldo lleva todo el año con problemas en una zona que se infravaloró: el tendón rotuliano. Ronaldo manda en Portugal. Confía a ciegas en Nani y Almeida como escoltas ofensivos de CR, que se abstendrá de trabajos defensivos a la manera de Ronaldo Nazario y su frase lapidaria: «Yo he venido al Madrid a tocar el piano, no a correr alrededor de él». El caso es que desde que Nike viste a Inglaterra, la de Rusia es la mejor camiseta que han diseñado, pero para mí sigue siendo poca cosa.

Algunos medios llegaron a decir, aprovechando también las palabras de otros jugadores, que al descanso incluso le pidió su camiseta. La camiseta local de Japón está inspirada en las armaduras de los samuráis: ¿ Terminaron los dos cantando el himno del equipo local. Algunos jugadores, especialmente Nordin Amrabat, se quejaron amargamente del arbitraje y criticaron la actitud del árbitro con Cristiano, al que, según él, le hablaban y miraban “con admiración”. Los agentes también han procedido al registro del domicilio del detenido y de su establecimiento comercial, en el marco de una operación policial contra actos de menosprecio y humillación a las víctimas de los delitos de terrorismo y la ejecución de actividades de apología, difusión y apoyo del ideario de organizaciones terroristas yihadistas. El máximo organismo lo niega en una nota. Una parte es más oscura que la otra. Lo sabe Hodgson, seleccionador inglés, que dijo de Manaos que era la ciudad a evitar, como si fuese el coco del grupo. En este caso, además, como sus uniformes los hace Nike, encontramos más de lo mismo. Las selecciones saben que cualquier detalle puede desnivelar a esa masa voluble que ocupa los estadios y en cuyo corazón sólo está Brasil.

Publicaciones Similares