¿Qué Fue De?

La buena, es que es difícil que salga mal ante un referente así. La primera equipación es muy buena, pero aún es mejor la segunda. El problema es que la primera es bastante sosa, pero el pantalón verde me alegra la vista. Aunque se presenta con pantalón blanco, en el amistoso de Madrid Argentina los llevó en negro, lo cual me da una pista de que de nuevo, la FIFA y los árbitros se empeñarán en presentarnos un fútbol de monocromos contra monocromos. Otra cosa es que la FIFA y los árbitros les dejen. Suiza. La camiseta local de Suiza tiene una cosa que, en mi opinión, es garantía de éxito: algo que no tengan los demás, que identifique al país y que sea estético. Camisetas de Suiza (PUMA). Camisetas de Francia (NIKE). Así, la primera equipación de Nigeria recuerda a la que las águilas verdes llevaron en el Mundial de 1994 (es decir, que con Nigeria, Nike se ha hecho ‘un Adidas’). En la segunda camiseta vemos un concepto que recuerda al uniforme de Inglaterra en el Mundial 82. Por desgracia, parece que el pantalón será también blanco. Estamos ante uno de los conjuntos más aburridos del Mundial. El problema es que la segunda equipación, como en el caso de Nigeria, es un diseño para salir del paso, completamente plano, olvidable, soso y aburrido.

En la segunda equipación, no me disgustan esas minirayitas que salpican la camiseta blanca. Inspirada en el modelo de 1993, la camiseta local tiene como novedades más llamativas un leve degradado en las franjas celestes y las tres rayas de Adidas en negro. Admito que es una manía personal mi rechazo a las equipaciones de este color, pero reconozco que el efecto con las franjas albicelestes no es feo. Ahora, las mangas de las camisetas van cosidas aparte, y las franjas se cortan a llegar a éstas. Las camisetas de Australia para Rusia (NIKE). Australia. ¿Rayitas en las mangas? Si yo fuera una marca así, con sólo un equipo en el Mundial, intentaría hacer un uniforme más memorable, la verdad. Perú tiene poco margen de maniobra, porque su uniforme es de los más inamovibles del fútbol mundial, pero es en los detalles donde una equipación triunfa. En ocasiones encuentra cierto placer estoico en el sufrimiento cuando juega, como un pecador con el cilicio, pero el cuerpo ha triunfado: le ha despedazado en los mejores partidos, las finales del Madrid, y amenaza con apagarlo en la cita planetaria. Acertadísima elección del amarillo y mejor aún que las rayas de Adidas de los hombros sean de dos colores, no sólo de uno.

De hecho, como en el caso de Egipto, usa el template de esta útima temporada (las rayas, en los laterales del dorso, camisetas futbol no en los hombros). Dinamarca. La marca danesa Hummel es una de las favoritas de los expertos en equipaciones. Es la de Croacia, la excepción a la mediocridad reinante en la marca del swoosh este año. En la segunda equipación han metido un tono fluorescente, que debería ser erradicado para siempre del diseño futbolístico, pero el tono del verde es bastante elegante y el diseño es original. Aún así, ser una marca pequeña te permite ser diferente a los demás y creo que las camisetas que lleva Islandia a Rusia, sin ser una maravilla, hacen bien su papel. Teniendo en cuenta que no es la mejor camiseta que la firma del diamante ha hecho para la selección andina, los motivos dorados en las mangas dan un toque elegante sin estridencias, muy de la marca de Manchester. En Brasil la estrella arrastra muchedumbres que colapsan las taquillas del campo de Campina para verlo trotar. Las camisetas danesas (HUMMEL). Camisetas de Nigeria (NIKE). Para lo que lleva Nike a Rusia, está bastante bien. La segunda equipación incluye unas sombras en forma de estrella y un tono de azul que funcionan muy bien.

Sus puntos fuertes son el regreso del pantalón azul marino y del dorsal en rojo. En 1990, creó la que probablemente sea la camiseta más chula de la historia del fútbol. A la segunda equipación, ni un pero: refleja perfectamente el espíritu de la suplente de 1990, con un toque retro pero sin caer en anacronismos. No obstante, el resultado general es sobrio y respetuoso con el espíritu de la selección brasileña. El degradado de las mangas me resulta un poco demodée, pero los uniformes en general son correctos. Otro detalle, y entramos de lleno en el mundo de la sastrería, es que la de hace 28 años era de dos piezas y el diseño de la bandera se extendía hasta las mangas. Además, era un diseño muy bonito. A priori, optar por el blanco y negro no es mala idea, pero si la de 1990 triunfaba era por el pegotazo de color que le ponía al siempre soso uniforme alemán. De este último me gusta el cuello redondo blanco y su imagen pulcra en general.

Si tiene alguna pregunta relacionada con exactamente dónde y cómo usar camiseta seleccion portugal , puede hacerse con nosotros en nuestra propia página web.

Publicaciones Similares